El eucalipto perfecto

El eucalipto perfecto
Cuando estaba perdida en lo desconocido, entre manos huesudas que me atrapaban, sombras que sobrevolaban, aullidos de hambrientos, polvo y tierra, lunas devoradas por el negro cielo, y estrellas como piedras de fuego... Llegaste tú... Y retiraste mis lágrimas con tus besos. Me serenaste. Separaste las tinieblas. Soplaste a las nubes, para que ascendieran hacia el cielo. Trazaste un nuevo camino. Aportaste el aire y el oxígeno. Y comenzó a ...

No eras el centro de mi universo

No eras el centro de mi universo
  De repente creaste un universo paralelo. Con nuestros propios planetas. Con nuestras propias estrellas. Donde tú eras el centro, sobre el que yo gravitaba, dependiente de tu magnetismo. Decías que te gustaba hacerme reír, hasta que dejaste de hacerlo. Y ese día descubrí la magia que me había hechizado, sin ver más allá de mí, cegada por tu propia luz. Ahora he descubierto todos tus trucos. Tus palabras comodín, que creí como ...

Las horas contigo pasaban volando

Las horas contigo pasaban volando
Érase una vez, a las siete y cuarenta y tres, cuando emprendimos un viaje en autobús, sin saberlo ninguno, para trazar mil kilómetros de palabras, que devoré a cada instante. Sin planearlo, te sentaste a mi lado. Y arrancó el viaje. Me saludaste... Me regalaste una canción, e inventaste un mar de notas, sobre las que saltaba, para avanzar junto a ti. No sé cómo lo hiciste, pero manejaste las agujas del tiempo, y me has dejado tatuados, c...

Y de repente llegas, primavera….

Y de repente llegas, primavera….
Llegaste sin avisar. Y de un golpe seco me quebrantaste. Desordenando mi vida planteada. Planteando dudas de la nada. Ordenando el caos interior. Y de repente llegas... primavera, y cambias todos mis planes. Deshelando gota a gota los glaciares. Resquebrajando mis modales. Y calmando mis angustias vitales. Me pregunto qué hacer a partir de ahora, que me convertiste en una brizna de hierba, que gira imprecisa y revuelta, que danza y revol...

P. Parker: “Odio el concepto de emprendedor”

P. Parker: “Odio el concepto de emprendedor”
Estefi Martínez, una joven malagueña, me acerca hasta su nuevo estudio donde trabaja de ilustradora. Es una casa en mitad del campo, rodeada incluso de un huerto. Allí espera concentrarse para dar vida a nuevos personajes. En cuanto se abre la puerta del estudio queda claro que la reina Pecas es la auténtica protagonista y que estamos dentro del “laboratorio” de la ilustradora Pedrita Parker, su nombre artístico. Todas las paredes de la vivienda están de...

Sólo yo te quise…

Sólo yo te quise…
A veces hay que abrir los ojos. Cuando te entregas demasiado y no encuentras respuestas, hay que poner sobre balanzas las entregas. Entonces descubrirás que, seguramente, te estabas entregando demasiado. Que ese cariño que tejías dentro de ti era bastante extenso para lo recibido. Es el momento de asumir: "Sólo yo te quise". Pero sin lamentos ni quejas. Sólo yo te quise y con orgullo de haberlo sentido y vivido. Porque aunque te alejes y pierdas ...

Sin ti, respiro con un solo pulmón

Sin ti, respiro con un solo pulmón
Llevaba en la cafetería más de media hora. Pensaba en esa persona, mientras la radio que sonaba de fondo en el local  sólo le recordaba canciones de su adolescencia. Tomó el último trago y quiso inspirar con fuerza, como si en la posterior expiración fuese a arrojar todo lo que le comía por dentro. Quizás, expulsar todo lo malo. No lo consiguió. Una canción le dijo... "sin ti, respiro con un sólo pulmón"... Y fue entonces cuando se percató de que es...

Nadie nos dijo

Nadie nos dijo
"Nadie nos dijo que dejaríamos de querernos, y que hoy hablaríamos por última vez" Cuando aparece el final en las películas, siempre termina en negro. Nadie nos avisa de cuándo comienza una relación... pero tampoco de cuándo acaba. No hay fechas ni registros, salvo una intuición o pálpito que nos pone en alerta. El mismo que lo enciende, lo apaga. El amor crece pero también se agota, se rompe o se diluye sin darnos cuenta. Porque siempre habrá una ...