Ahora que te veo bien…

Ahora que te veo bien…
Cómo es posible que no lo hubiese visto. Que me dejara atrapar, por tus viejos trucos, ya conocidos. Por tus palabras de artificio que explotaban hermosas en el aire, y quedaban suspendidas en el suspiro, hasta la siguiente función. Para qué haber empezado lo que nunca debió empezar. Porque el tiempo destinado, nunca serviría de nada, donde todo es tan irreal como ilusionado, tan virtual como la ausencia de realidad. Al final creo que tan sólo

Hacia dónde vamos

Hacia dónde vamos
Dime, mi vida... Hacia dónde vamos. Hacia dónde nos dirigimos. Si nuestros rumbos son distintos. Si cada día me pregunto para qué sentir este sinsentido que siento, tan hueco, tan sordo, tan absurdo. Dime, mi vida, qué nos hacemos. Y qué hacemos con esto que construiste, tan etéreo, tan vaporoso, que a veces sospecho que no tenga nada de verdad. ¿Qué espero? ¿A quién espero? ¿Qué esperas? ¿A quién esperas? ¿Para qué sirve dedicarnos tod

Hoy te vi caer…

Hoy te vi caer…
En un verano sin agua ni aire, llegaste como un manantial. Yo tomé todo por real, sin ser advertida de la verdad. Pero todo pasa. Y el tiempo llega... como los hechos, mientras las palabras vuelan. Como hoy volaste tú... Hoy te vi caer desde mi altura. Como el resto de las hojas del otoño. Yo intuía que eras caduco... por muchas promesas que me hicieras de que no serías como los demás, y de que te convertirías en el único perenne. Hoy te v...

El eucalipto perfecto

El eucalipto perfecto
Cuando estaba perdida en lo desconocido, entre manos huesudas que me atrapaban, sombras que sobrevolaban, aullidos de hambrientos, polvo y tierra, lunas devoradas por el negro cielo, y estrellas como piedras de fuego... Llegaste tú... Y retiraste mis lágrimas con tus besos. Me serenaste. Separaste las tinieblas. Soplaste a las nubes, para que ascendieran hacia el cielo. Trazaste un nuevo camino. Aportaste el aire y el oxígeno. Y comenzó a ...

No eras el centro de mi universo

No eras el centro de mi universo
  De repente creaste un universo paralelo. Con nuestros propios planetas. Con nuestras propias estrellas. Donde tú eras el centro, sobre el que yo gravitaba, dependiente de tu magnetismo. Decías que te gustaba hacerme reír, hasta que dejaste de hacerlo. Y ese día descubrí la magia que me había hechizado, sin ver más allá de mí, cegada por tu propia luz. Ahora he descubierto todos tus trucos. Tus palabras comodín, que creí como ...

Feliz cumpleaños, Federico

Feliz cumpleaños, Federico
Creía que era una ensoñación, pero ha sido una evidencia. .... Hoy me ha dicho el gorrioncillo que has andado en la huerta a mi vera, y que me has susurrado al oído el secreto de tus letras. Esas que me libran del ahogo y me ayudan a saltar mis propias fronteras. Las que me acurrucan en el desamparo o las que me dan fortaleza. Dice que has venido a soplar tus velas. Hoy te echo de menos como la espuma al mar, como la raíz al trigo, como el sol

Hablar con… Rosa María Artal

Hablar con… Rosa María Artal
"Algunos medios se convirtieron en las oficinas de prensa de partidos y políticos" Rosa María Artal fue de las primeras periodistas en seguirme en Twitter. Quiero decir de las primeras periodistas a las que admiraba, con las que nunca había trabajado y me pillaba todo un poco lejos. Intercambiamos durante semanas varios tuits donde compartíamos la visión de la crisis y de cómo golpeaba a la sociedad. Ella siempre ha sido como esos buenos faros que...

Víctimas de la crisis (especial)

Víctimas de la crisis (especial)
Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata. Eduardo Galeano Los nadies, aquellos que Eduardo Galeano nombrada, son parte y protagonistas de estas historias. Se hace camino con conciencia. Se hace mundo con la empatía. Durante los últimos meses de 2015, junto antes de la convocatoria de Elecciones Generales en España,

La vida no es como la pintan

La vida no es como la pintan
¿Quién ha dicho que la vida es así? ¿Quién ha dicho que la historia es así? Que dejen de contarnos cuentos. Nos han dicho en quién creer, cómo amar, cómo vivir, cómo trabajar, qué pensar, qué decir, cómo ser... Nos han hecho crecer siendo sumisas, comedidas, ordenadas, pudientes y silentes. Pero detrás de silencio, en cada pensamiento, se gestaba la rebeldía y la revolución. Fuera las caretas y máscaras. Los estereotipos y los dogmas. Fuera la fe ...

El camino de hojas amarillas

El camino de hojas amarillas
Cuando creces... Descubres que nunca conocerás a un espantapájaros que habla, ni a un león cobarde y ni a un hombre de hojalata sin corazón. Descubres que no hay brujas buenas ni malas. Que no hay ciudad Esmeralda, ni zapatos de rubí, ni camino de baldosas amarillas Cuando creces... Descubres que hay personas que espantan cuando hablan, cobardes que rugen pero no consiguen nada; y hombres, de carne y hueso, sin corazón. Descubres que ni la mald...