Ahora que te veo bien…

Ahora que te veo bien…
Cómo es posible que no lo hubiese visto. Que me dejara atrapar, por tus viejos trucos, ya conocidos. Por tus palabras de artificio que explotaban hermosas en el aire, y quedaban suspendidas en el suspiro, hasta la siguiente función. Para qué haber empezado lo que nunca debió empezar. Porque el tiempo destinado, nunca serviría de nada, donde todo es tan irreal como ilusionado, tan virtual como la ausencia de realidad. Al final creo que tan sólo

Hacia dónde vamos

Hacia dónde vamos
Dime, mi vida... Hacia dónde vamos. Hacia dónde nos dirigimos. Si nuestros rumbos son distintos. Si cada día me pregunto para qué sentir este sinsentido que siento, tan hueco, tan sordo, tan absurdo. Dime, mi vida, qué nos hacemos. Y qué hacemos con esto que construiste, tan etéreo, tan vaporoso, que a veces sospecho que no tenga nada de verdad. ¿Qué espero? ¿A quién espero? ¿Qué esperas? ¿A quién esperas? ¿Para qué sirve dedicarnos tod

Hoy te vi caer…

Hoy te vi caer…
En un verano sin agua ni aire, llegaste como un manantial. Yo tomé todo por real, sin ser advertida de la verdad. Pero todo pasa. Y el tiempo llega... como los hechos, mientras las palabras vuelan. Como hoy volaste tú... Hoy te vi caer desde mi altura. Como el resto de las hojas del otoño. Yo intuía que eras caduco... por muchas promesas que me hicieras de que no serías como los demás, y de que te convertirías en el único perenne. Hoy te v...

El eucalipto perfecto

El eucalipto perfecto
Cuando estaba perdida en lo desconocido, entre manos huesudas que me atrapaban, sombras que sobrevolaban, aullidos de hambrientos, polvo y tierra, lunas devoradas por el negro cielo, y estrellas como piedras de fuego... Llegaste tú... Y retiraste mis lágrimas con tus besos. Me serenaste. Separaste las tinieblas. Soplaste a las nubes, para que ascendieran hacia el cielo. Trazaste un nuevo camino. Aportaste el aire y el oxígeno. Y comenzó a ...

No eras el centro de mi universo

No eras el centro de mi universo
  De repente creaste un universo paralelo. Con nuestros propios planetas. Con nuestras propias estrellas. Donde tú eras el centro, sobre el que yo gravitaba, dependiente de tu magnetismo. Decías que te gustaba hacerme reír, hasta que dejaste de hacerlo. Y ese día descubrí la magia que me había hechizado, sin ver más allá de mí, cegada por tu propia luz. Ahora he descubierto todos tus trucos. Tus palabras comodín, que creí como ...

Las horas contigo pasaban volando

Las horas contigo pasaban volando
Érase una vez, a las siete y cuarenta y tres, cuando emprendimos un viaje en autobús, sin saberlo ninguno, para trazar mil kilómetros de palabras, que devoré a cada instante. Sin planearlo, te sentaste a mi lado. Y arrancó el viaje. Me saludaste... Me regalaste una canción, e inventaste un mar de notas, sobre las que saltaba, para avanzar junto a ti. No sé cómo lo hiciste, pero manejaste las agujas del tiempo, y me has dejado tatuados, c...

Feliz cumpleaños, Federico

Feliz cumpleaños, Federico
Creía que era una ensoñación, pero ha sido una evidencia. .... Hoy me ha dicho el gorrioncillo que has andado en la huerta a mi vera, y que me has susurrado al oído el secreto de tus letras. Esas que me libran del ahogo y me ayudan a saltar mis propias fronteras. Las que me acurrucan en el desamparo o las que me dan fortaleza. Dice que has venido a soplar tus velas. Hoy te echo de menos como la espuma al mar, como la raíz al trigo, como el sol

Y de repente llegas, primavera….

Y de repente llegas, primavera….
Llegaste sin avisar. Y de un golpe seco me quebrantaste. Desordenando mi vida planteada. Planteando dudas de la nada. Ordenando el caos interior. Y de repente llegas... primavera, y cambias todos mis planes. Deshelando gota a gota los glaciares. Resquebrajando mis modales. Y calmando mis angustias vitales. Me pregunto qué hacer a partir de ahora, que me convertiste en una brizna de hierba, que gira imprecisa y revuelta, que danza y revol...

Hablar con… Rosa María Artal

Hablar con… Rosa María Artal
"Algunos medios se convirtieron en las oficinas de prensa de partidos y políticos" Rosa María Artal fue de las primeras periodistas en seguirme en Twitter. Quiero decir de las primeras periodistas a las que admiraba, con las que nunca había trabajado y me pillaba todo un poco lejos. Intercambiamos durante semanas varios tuits donde compartíamos la visión de la crisis y de cómo golpeaba a la sociedad. Ella siempre ha sido como esos buenos faros que...

Trabajar gratis… y dar las gracias

Trabajar gratis… y dar las gracias
Puedes leer la carta original publicada en eldiario.es o bien aquí, en mi blog... Trabajar gratis... y dar las gracias En estos días de tertulias y discursos,  a veces, se mencionan los derechos laborales. Y matizo el "a veces", porque apenas se comenta que estos han sido los más vapuleados y pisoteados en los últimos años. Punto por punto. Reforma tras reforma. Y también mucho antes de la llegada de la crisis. Este tsunami sólo ha sido la excusa perfect