Puedes leer la carta original publicada en andalucesdiario.es o bien aquí, en mi blog….

España NO es un país serio

Rajoy no paró de repetirlo en su última comparecencia: “España es un país serio”. No sé cuántos pueden calificarlo como tal, porque la prensa internacional sólo demuestra que la Marca España es la de la pobreza, el paro, la corrupción y la falta de pura decencia.

Tiene su aquel que el PP, que llegó al poder criticando la corrupción socialista en época de González, tuviese este entramado de financiación. Pero en el capitalismo imperante no me extraña. En absoluto. A ver si creen que las concesiones a empresas privadas o los cargos que después tienen los políticos en esas mismas empresas son por méritos propios. Poderoso caballero es don dinero, que decía Quevedo. Tanto, que así se leen noticias que revuelven el estómago. Como el hecho de Bárcenas admita que Federico Trillo usara ese dinero negro para la defensa del Yak-42,  caso en el que las familias de las víctimas se quedaron esperando justicia.

Hace unos meses escribí un artículo que se titulaba Yo quiero políticos y en él mencionaba, precisamente, a las empresas que financiaban de forma ilegal los partidos. Porque todos nos enfadamos con el político corrupto.

 De ahí que durante años se haya alentado (en todas sus vertientes) una burbuja inmobiliaria donde los billetes circulaban por doquier. En concreto, los billetes de 500 euros. Porque el sistema pensó en ellos para estos propósitos. A ver si creen que los billetes de 500 fueron creados para el populacho.

De ahí que, ahora, quizás los más reacios, nos comprendan a quienes nos quejamos y nos manifestamos contra la privatización de los servicios públicos. Porque privatizar para dar a las empresas lo que es un bien de todos, y que éstas hagan el negocio del año, favorece la corrupción.  Porque cuando lo privado entra en lo público, comienza el chantaje. Así que yo quiero, además de los nombres de los políticos beneficiados, el listado de esas empresas que daban los “donativos” y comprobar qué beneficios obtuvieron a cambio y que sobre estas empresas también caigan responsabilidades. Porque de hecho Bárcenas ha reconocido que todos los ingresos eran pagos fraccionados de los donantes para eludir la ley. Señores…eludir la ley.  Y quiero que esas empresas respondan por esos delitos.

Así nos encontramos, en esta España seria, con el nombre de un presidente del Gobierno que aparece en una “supuesta” contabilidad B, pero él ni se inmuta ni se le espera, porque además se blinda en su mayoría absoluta. También tenemos ruedas de prensa que terminan siendo una estafa con pregunta, periodista y discurso bajo dictado. Un Tribunal de Cuentas que ha hecho la vista gorda en todo este tiempo…. Y me altero porque toda esa corrupción ha llevado a que lo serio, lo verdaderamente serio, que son los parados, los desahuciados, los niños sin comer… sean las únicas víctimas.

La corrupción política y empresarial ha machacando nuestros derechos durante años. ¿Pero saben qué es lo que me produce más pena? Pues que los ciudadanos se queden sólo en movilizaciones esporádicas. Sin más actuaciones. En que, ahora, la única propuesta ciudadana sea una barbacoa con chorizos frente a Génova. Muy ilustrativa. Y no me molestaría, en principio, si supiera que después hay más conciencia y respuesta. Porque participar en democracia es algo más. Es organizarse. España no puede ser un país serio cuando las encuestas demuestran que el PP, probablemente, seguiría ganando las elecciones. España no puede ser un país serio cuando la conciencia democrática de la población se diluye, concentrada sólo en el mensaje de la anti-política, y cuando llegan las elecciones los ciudadanos se queden en casa sin votar y se regalen mayorías absolutas.

El Gobierno a seguir callado. Los empresarios sin dar respuesta. Y los ciudadanos, a su rollo. Solo falta que la barbacoa frente a Génova la patrocine Georgie Dann. Me duele admitirlo, pero no… España NO es un país serio.

Deja un comentario