541554_10152367540132186_7489040425954024504_nTrabajo actual: Periodista freelance

Trabajos anteriores: Subdirectora de Periodismo Humano, reportera de Piraván Producciones y Pensar Consulting, responsable de campañas de sensibilización de Médicos del Mundo Asturias, y redactora y presentadora en programas de Canal 2 Andalucía.

Twitter: @patriciasimon

Herramientas básicas de trabajo: Cámara de vídeo, de fotos, móvil (iphone), ordenador, twitter, Facebook, Delicious.

Hablar de Patricia Simón es hablar de periodismo de calle, de contacto con la realidad. Hasta 2013 y desde su fundación, fue subdirectora de Periodismo Humano y antes de la productora Piraván, donde se empezó a gestar el proyecto de este medio de comunicación ya en el año 2007. Destaca por su defensa de los derechos humanos y su especialización en Relaciones Internacionales y en información con enfoque de género. Su curriculum es producto de horas y horas de trabajo dedicado a los más débiles, desde  España pasando por Guatemala, Nicaragua, Brasil, Marruecos, Senegal, Mauritania, Líbano, Jordania, Honduras y Colombia. En la actualidad dirige el Centro de documentación Nohabrapazsinlasmujeres.com sobre el papel de las mujeres en los conflictos colombiano y palestino, así como en la construcción de la paz. Cuando empezó la crisis de los refugiados sirios este verano. Patricia Simón fue una de las primeras para narrar esas vidas exiliadas en primera persona. Un momento donde las herramientas que tuvo a su disposición, agilizaron su trabajo.

-Fuiste una de las primeras periodistas españoles en cubrir la llegada de los refugiados. ¿Cómo te planteaste la cobertura? 
Ante las informaciones que nos estaban llegando esos días, al principio, sobre la llegada de refugiados a las islas griegas, inmediatamente nos interesamos por la ruta que seguirían después para llegar a la Unión Europea. Estaba claro que la intención de la mayoría no era quedarse en Grecia, un país que apenas concede el estatus de refugiado. Por tanto, era evidente que tenían que seguir el camino de los Balcanes hacia el norte. Estábamos en Kosovo, así que miramos la prensa local de la región y ahí encontramos que  un fotógrafo local llevaba unos días publicando fotografías sobre la llegada de refugiados a la estación macedonia de Gvegedija.
Unos amigos nos llevaron desde Priszren, Kosovo, al aeropuerto de Macedonia porque no se podía sacar un coche de alquiler del país. Ahí sí utilizamos un smartphone por el camino para conocer los horarios de las empresas de alquiler y los precios. Llegamos a Macedonia pasada la medianoche y tras alquilar el coche llegamos a la estación a las dos de la mañana, con nuestros smartphones con los datos cerrados para no consumir una tarifa extracomunitaria. Empezamos a hablar con las personas refugiadas allí presentes, con la policía, con los vendedores de tickets para los trenes, con los taxistas…. Así nos pasamos tres días, sólo conectándonos cuando llegábamos al hotel para comunicarnos con El Mundo para explicarles cómo avanzaba nuestro trabajo. Descargámos las imágenes, escribía, mirábamos cómo seguía por encima la situación en Grecia porque sabíamos que pronto estarían en Macedonia, dormimos algo  y volvíamos a la estación. Llamamos a la responsable de comunicación  Médicos Sin Fronteras España para comentarle la situación que se estaba viviendo en la estación para saber si habría posibilidad de que una misión de MSF se acercara allí.
Sinceramente en aquellos momentos no había más información sobre lo que estaba pasando en Macedonia porque no había más periodistas. El último día sí que apareció un equipo serbio y más fotógrafos locales, que enviaban sus fotos a agencias internacionales.
-¿Qué herramientas periodísticas sueles utilizar en tu trabajo (por ejemplo, además de las redes, Google Drive, Vine, Soundcloud, Youtube, Evernote y para qué las usas, cómo las integras en tu trabajo?
Utilizo diariamente Google Drive, por la seguridad que me aporta tener mi trabajo en cualquier lugar así como organizar la parte administrativa, fundamental como freelance.
No he utilizado nunca Vine. Por el tipo de historias que suelo hacer, en profundidad y de largo formato, ya sea en vídeo o en texto, y no necesariamente pegadas a los tiempos de actualidad, no la he necesitado hasta el momento. Creo que es una herramienta que se adapta, por ejemplo, mucho mejor a la situación de los refugiados ahora, que ya es mainstream.
Soundcloud lo he utilizado desde Periodismo Humano para divulgar algunos contenidos radiofónicos, pero suelo hacer vídeo y texto, por lo que tampoco es el formato habitual que utiliza.
Youtube y Vimeo son las plataformas en las que suelo divulgar mis trabajos en vídeo y, por supuesto, son fundamentales para la distribución  mi trabajo.
-¿El uso del smartphone te aporta alguna ventaja en este tipo de coberturas?
Por supuesto. Mis entrevistas para texto siempre las grabo con mi Iphone, también he grabado vídeos en desahucios, manifestaciones y otro tipo de eventos más pegados a la actualidad que he ido publicando sobre la marcha. Pero cuando trabajo historias más a largo plazo siempre lo hago con mi cámara HD. Cuando estoy trabajando en este tipo de trabajos (Gvegedija, Nohabrapazsinlasmujeres.com, Saharauisi.org, Empresariasyemprendedorasmundorural.com…) sinceramente necesito concentrarme en las personas con las que estoy compartiendo su experiencia, su intimidad…

Me vuelco tan a fondo que no suelo retransmitir por las redes sociales el proceso mientras lo voy haciendo.

Creo que se trata más de una cuestión de personalidad y de forma de trabajo: me enfoco en donde estoy, en entenderlo lo mejor posible, en que esas personas sientan que estoy ahí al 100%… Y me cuesta hacer todo eso a la vez que retransmitiéndolo. Además por la precariedad con la que trabajamos los freelance no siempre nos podemos permitir contratar una tarifa de datos para el móvil en los países a los que llegamos. Una vez que he hecho todo eso y que ya he escrito la historia, lo divulgo a través de las redes. Creo que es una forma complementaria de hacer las cosas a la de otros compañeros que cuentan magistralmente sobre la marcha el proceso de elaboración.
-¿En qué medida crees que la tecnología puede ser en este caso una vía para poder denunciar la situación de los refugiados? ¿Qué fortaleza os aporta ahora como periodistas?
El hecho de contar con medios propios, como lo son las redes sociales, para distribuir la información tal y como nosotros queremos es una ventaja evidente. Antes de su existencia, si no lograbas un medio que publicara la información, simplemente no se conocía o podían negar su existencia. Hoy ya tenemos la posibilidad de distribuir las evidencias de violaciones de derechos humanos, por ejemplo, estén interesados en ellas los medios o no. Sin embargo, soy de las que piensan que los periodistas no podemos hacerlo todo y con la calidad que la ciudadanía se merece. Se necesitan reporteros que puedan centrarse en las historias, fotoperiodistas y vídeoperiodistas que las documenten, medios de comunicación que las paguen dignamente y las distribuyan… Y lo dice una periodista que también hace vídeoperiodismo. Pero creo que en el camino se pierde calidad indefectiblemente.  Por otro lado, las redes sociales nos han aportado un valiosísimo acceso directo a las fuentes, a los medios locales, a las  organizaciones sociales a las que acudir para tener una vía de acceso a determinados colectivos… Y que luego sean éstos mismos los que se hagan eco a través de sus propias redes de lo que estamos contando sobre ellos.

Deja un comentario